Coches eléctricos: ¿qué seguro se necesita?

Las ventas de los coches eléctricos (en menor medida, de los híbridos) aumentan progresivamente, aunque de manera más lenta que en otros países con los que se puede comparar España
Las ventas de los coches eléctricos (en menor medida, de los híbridos) aumentan progresivamente, aunque de manera más lenta que en otros países con los que se puede comparar España

El mercado de los automóviles está atravesando un período de transición. De los coches de gasolina y diésel hacia los coches híbridos o completamente eléctricos. A esta evolución tecnológica se añade la incertidumbre de un sector marcado, como tantos otros, por los estragos del coronavirus a nivel de ventas, aunque estas parecen verse impulsadas por el objetivo de viajar manteniendo distancia social y por el empuje de los coches eléctricos. Si optan por invertir en este tipo de vehículo deberán informarse sobre las características de los mismos, pero también calcular el seguro de coche.

Las ventas de los coches eléctricos (en menor medida de los híbridos) aumentan progresivamente, aunque de manera más lenta que en otros países con los que se puede comparar España. El motivo está en la inversión económica que debe hacerse para comprar un coche de estas características. Aún son precios elevados a pesar de las posibles subvenciones a las que se puedan acoger los compradores, siempre y cuando cumplan una serie de requisitos que normalmente se asocian a la edad y a los ingresos declarados. Asimismo, este tipo de coches aún no cuenta con una red estable de "electro gasolineras", y la autonomía de sus baterías no es tan longeva como se espera. A pesar de esta situación, el sector espera un repunte de sus ventas.

Menos coste a largo plazo

Si mantenemos esta comparativa entre coche tradicional y vehículo eléctrico, los expertos recomiendan hacer cuentas a largo plazo. Es decir, no sólo fijarse en el precio del coche. Y este es un dato importante. Normalmente, los vehículos eléctricos tienen determinadas exenciones en materia de impuestos y el mantenimiento (carburantes, averías, cambios de aceites o filtros o el empleo de menos piezas...) suele ser bastante inferior al que tiene su homólogo en versión gasolina o diésel. A estos beneficios, debemos incorporar el apoyo hacia la sostenibilidad y el medio ambiente. Todo ello, si hacemos cálculos, abarata la adquisición de estos coches. Quizá sea también un aspecto de mentalidad, de familiarizarse con estos nuevos coches eléctricos.

¿Se necesita un seguro especial para un coche eléctrico?

Obviamente, el contar con un coche eléctrico no exime de la contratación de un seguro. Entonces, surge la pregunta: ¿hay que contratar algún tipo de seguro especial? La respuesta es sencilla: no. No es necesario contar con ninguna cláusula especial en comparación a los seguros que se firman con los coches "tradicionales". Otra obviedad es saber las características del seguro a contratar. Es decir, si compramos un coche eléctrico, nuestro seguro debe tener contratado una asistencia en carretera que abarque el "rescate" de este tipo de coches, la cual incluya una asistencia de recarga de las baterías. El resto de las coberturas habituales será suficiente. Eso sí, quizá elevar la cláusula en caso de robo, debido a que estos coches mantienen un alto valor de mercado aun cuando pasan unos años. En cualquier caso, e independientemente de la compañía de seguros a contratar, no hay un encarecimiento del seguro de un coche eléctrico en comparación a uno de gasolina o diésel.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 0