Revuelo en Taguasco por la llegada del pollo

Con libreta de abastecimiento en mano, dos núcleos familiares podían optar por una caja, que luego debían dividirla a la mitad

La venta del pollo fue en la tienda Nueva Imagen perteneciente a la Cadena Caribe. (14ymedio)
La venta del pollo fue en la tienda Nueva Imagen perteneciente a la Cadena Caribe. (14ymedio)

Para muchos residentes del municipio de Taguasco, en Sancti Spíritus, su pueblo es muy tranquilo, incluso silencioso. A veces es noticia cuando en el tramo de la carretera central que pasa por ese territorio ocurre un aparatoso accidente automovilístico, o porque en ese trayecto muchos viajeros se detienen en alguno de los restaurantes a la orilla de la vía para comer algo.

Sin embargo, este martes, una algarabía retumbó en una de las esquinas de la pequeña ciudad: estaban vendiendo pollo. Con libreta de abastecimiento en mano, dos núcleos familiares podían optar por una caja en la tienda Nueva Imagen perteneciente a la Cadena Caribe y luego debían dividirla a la mitad.

La venta de este producto, que aparece a cuentagotas en las tiendas estatales de venta libre, no se ve con mucha frecuencia desde hace meses, y menos en un municipio como Taguasco. Aquí, a diferencia de las capitales provinciales, donde surten los productos con más frecuencia, es mucho más esporádica.

La posibilidad de adquirir el producto por cajas también se ha ido siendo casi imposible en los últimos años, en los que la crisis económica ha obligado a solo ofertar paquetes de pocos kilogramos en la red de tiendas estatales. Solo en los comercios en moneda libremente convertible se siguen vendiendo cajas de pechuga, cuartos traseros o pollos enteros.

El zafarrancho en la cola duró mientras hubo existencias. Como siempre, no faltaron los colados. (14ymedio)
El zafarrancho en la cola duró mientras hubo existencias. Como siempre, no faltaron los colados. (14ymedio)

De ahí el revuelo en Taguasco, no solo porque reapareció la ansiada proteína animal sino porque también se permitió la compra de un mayor volumen.

El zafarrancho en la cola duró mientras hubo existencias. Como siempre, no faltaron los colados, alguien que pidió el último, luego se fue y dejó más revuelta la fila o las discusiones por el desorden.

Desde hace más de un año y como una de las medidas por la pandemia de covid-19, el gobierno de Sancti Spíritus impuso que para la venta libre de productos de primera necesidad era imprescindible presentar la libreta de abastecimiento. Según las autoridades, se lograría "un mayor control y equidad en la distribución".

Desde entonces han sido frecuentes las quejas y los reproches. Igual que sucedió este martes en Taguasco, que algunas cajas de pollo fueron a parar al mercado negro, los espirituanos han denunciado a la prensa local que en el registro de las shoppings puede aparecer que un usuario compró pollo aunque nunca se haya llevado un paquete para la casa.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentario 1