La Policía chilena desmantela una red ilegal que introducía migrantes cubanos

Unos 12.800 migrantes de la Isla pasaron por la selva del Darién entre enero y septiembre de 2021

La mayoría de los arrestos se realizaron el pasado 29 de septiembre por la Policía de Investigaciones de Chile. (Amy Franklin/The Clinic)
La mayoría de los arrestos se realizaron el pasado 29 de septiembre por la Policía de Investigaciones de Chile. (Amy Franklin/The Clinic)

La Policía de Investigaciones de Chile (PDI) desmanteló una red criminal que movió ilegalmente por este país a unos 1.000 migrantes provenientes de Cuba, Venezuela, Colombia y Haití. La operación Frontera Norte, publica este martes la revista The Clinic, expuso que los traficantes cobraban por el traslado de los extranjeros, para meterlos o sacarlos de Chile, entre 200 y 250 dólares.

La investigación duró un año y medio y hasta el momento se han detenido a nueve personas, incluido Maxene Faustín, alias Moreno o Marcelo, ciudadano haitiano identificado por las autoridades como líder de la banda, quien junto con Raúl Pérez Gómez, de origen peruano, coordinaban el negocio desde la ciudad chilena de Arica, fronteriza con Perú.

La mayoría de los arrestos se realizaron el pasado 29 de septiembre. Entre ellos se encuentra la paraguaya Leticia Núñez, pareja de Faustín, quien se encargaba del manejo del dinero de la organización criminal, que según las primeras investigaciones generó ganancias de al menos 140.000 dólares.

Los traficantes cobraban por el traslado de los extranjeros, para meterlos o sacarlos de Chile, entre 200 y 250 dólares

Eduardo Cardoza, secretario ejecutivo de Movimiento de Acción Migrante de Chile, dijo a The Clinic que existe una "crisis de las políticas migratorias" en la región, lo que lleva a que haya una inmigración ilegal sistemática, mientras que las barreras que se establecen en las fronteras de su país incrementan el tráfico y la trata de personas se convierte en un mercado, "uno de los más lucrativos del mundo", dijo.

En el último año la migración cubana se incrementó por toda Sudamérica y América Central y miles de nacionales de la Isla enfocaron su mirada hacia Estados Unidos, tras la esperanza que significó para muchos la llegada al poder de Joe Biden, pues preveían una política migratoria más complaciente.

El último informe del Servicio Nacional de Migración de Panamá recoge que unos 12.800 cubanos pasaron por la selva del Darién entre enero y septiembre de 2021, mientras que en México, la Comisión Nacional de Refugiados (Comar) publicó a inicios de octubre que en los primeros nueve meses del año 7.683 nacionales de la Isla solicitaron refugio.

Pero todavía quedan cubanos, que como Miladis, se lo piensan muy bien antes de salir rumbo a EE UU. La mujer vive desde hace dos años en Montevideo con su pareja. El año pasado, cuando decenas de sus compatriotas residentes en Uruguay comenzaron a organizarse y emprendieron viaje hacia el norte del continente, ella tuvo la intención de emigrar. Sin embargo, al enterarse que en la misma travesía murieron personas cercanas, desistió de la idea.

La cubana de 39 años cuenta a 14ymedio que conoció en Uruguay a Yliama Samón y Alberto Martínez, madre e hijo, que murieron en abril último en plena selva del Darién tras la crecida de un río, y a la joven Jill Karina Leyva Toledo, quien falleció ahogada el mes pasado, en el río Bravo, en Nuevo Laredo, en el estado mexicano de Tamaulipas. Por eso, asegura, emigrar hacia Estados Unidos por una ruta tan peligrosa ya no está en sus planes.

Miladis vive desde hace dos años en Montevideo y asegura que emigrar hacia Estados Unidos por una ruta tan peligrosa ya no está en sus planes

Entre enero y agosto 2.678 cubanos abandonaron el país sudamericano, según cifras de la Dirección Nacional de Migración. La falta de empleo y los retrasos para obtener la documentación que legalice su estancia en el país, por la pandemia, han incrementado este "éxodo que siempre ha existido a cuentagotas", según el testimonio de varios migrantes recogido por el diario uruguayo El País.

A mediados de septiembre, 34 personas involucradas en una red de tráfico de migrantes fueron detenidas en Uruguay, de las que 12 procedían de la Isla. Los integrantes del grupo delictivo seducían a cubanos en La Habana con la promesa de salir rumbo a la nación sudamericana y desde ahí, incluso, viajar a EE UU. La banda fue desmantelada con la colaboración de Interpol.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentario 1